Padres de los 43 se reúnen con AMLO a 7 años de la desaparición
Nación

Padres de los 43 se reúnen con AMLO a 7 años de la desaparición

Pese a los recientes avances, a 7 años de la desaparición el caso sigue sin resolverse

Madres y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa se reunieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador y otras autoridades para conocer el avance de las investigaciones sobre los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre de 2014.

López Obrador encabezó una comisión presidencial junto con Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación y Omar Gómez, fiscal especial del caso Ayotzinapa. El mandatario reconoció que el esclarecimiento de los hechos es uno de sus compromisos que no ha podido cumplir.

La última reunión de esta comisión fue el 15 de junio, cuando el abogado Vidulfo Rosales informó que en la Universidad de Innsbruck identificaron los restos de Jhosivani Guerrero de la Cruz, los cuales fueron encontrados en la barranca de La Carnicería, ubicada en Cocula, Guerrero.

Restos óseos sin huellas de fuego

El martes se realizó una diligencia en la Barranca de La Carnicería, donde se localizaron 200 restos humanos; Omar Gómez Trejo informó que no presentan huellas de que hayan sido expuestos al fuego, sino de haber estado expuestos siete años a la intemperie.

Señaló que esto desvirtúa la teoría que todos los cuerpos habrían sido quemados en el basurero de Cocula, y pone de relieve la responsabilidad de quienes operaron la “verdad histórica”, pues los restos siempre estuvieron ahí y dejaron que se deterioraran hasta el punto de que muchos de ellos ya no pueden ser analizados.

Gómez Trejo mencionó que después de estancarse la búsqueda, en dos años se han realizado 53 ejercicios de búsqueda en distintos municipios, de los cuales se han rescatado alrededor de más de mil piezas óseas.

AMLO solicita extradición de Tomás Zerón

El subsecretario Alejandro Encinas dio a conocer que López Obrador envió una carta a Naftali Bennett, primer ministro de Israel, para solicitar la extradición de Tomás Zerón de Lucio, exjefe de la Agencia de Investigación Criminal de México, por su presunta participación en el caso Ayotzinapa.

En conferencia de prensa de la Secretaría de Gobernación sobre el caso, Encinas dio a conocer que la Fiscalía General de la República (FGR) ha llevado a cabo los trámites para la extradición del exfuncionario, pero también se han emprendido acciones por la vía diplomática.

Hay 40 órdenes pendientes

Por su parte, Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43 normalistas desaparecidos, dio a conocer que hay 40 órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar por el caso Iguala, y sostuvo que los avances no son suficientes, pues llevan “siete años inconformes”.

A su salida de la reunión con el presidente, el defensor señaló que las órdenes de aprehensión no corresponden a militares, sino a civiles que estuvieron involucrados en la desaparición de los estudiantes.

Cisen grabó interrogatorios

De acuerdo con información obtenida por la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, el extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) grabó los interrogatorios en donde se observa la tortura a informantes del caso.

La unidad señaló que el Cisen grabó 40 interrogatorios a testigos del caso Ayotzinapa, en los que se observa a funcionarios públicos sometiendo a tortura a varios de los informantes que supuestamente estaban involucrados en la desaparición de los 43 normalistas.

Los interrogatorios fueron realizados entre octubre de 2014 y enero de 2015, su propósito no era obtener información de los sospechosos, sino convertirlos en repetidores de la versión de Jesús Murillo Karam, entonces procurador General de la República y Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal.

De acuerdo con los funcionarios consultados en los videos aparecen Zerón de Lucio; Gualberto Ramírez, jefe de antisecuestros; otros funcionarios de la PGR; miembros de las fuerzas de seguridad; e incluso abogados de oficio asignados a la defensa de los detenidos, sometiendo a las víctimas a tratos inhumanos, dictando instrucciones u observando sin objetar.

EN PORTADA